"En las culturas celtas, la joven doncella se consideraba la flor; la madre el fruto; y la mujer mayor, la semilla.

La semilla es esa parte que contiene en su interior el conocimiento y el potencial de todas las demás partes."

Dra. Christiane Northrup

 

 


el florecimiento

LA MUJER CÍCLICA

el fruto

LA MUJER GESTANTE

la semilla

LA MUJER ESENCIAL


 

La Mujer Habitada nace de la búsqueda de una visión contemporánea de la feminidad que abrace aquello que largamente ha sido fuente de incomprensión o rechazo; la menstruación es una maldición que vivo con dolor. El parto me da miedo, duele y necesito que me asistan porque no me siento capaz. Y la menopausia es una enajenación de las hormonas, una enfermedad según la OMS, por la que debo ser medicada.

 

No es casualidad que muchas de las enfermedades que padecemos hoy en día estén relacionadas con nuestra feminidad. Desde esta necesidad, La Mujer Habitada:

 

- Acompaña ofreciendo herramientas para vivir dentro de nuestro cuerpo femenino de forma saludable y consciente; amándonos tal y como somos, atendiéndonos y entendiéndonos como seres cíclicos; comprendiendo que no somos lineales ni bipolares, sino que estamos conectadas a las fases de la luna.

 

- Acompaña recordándonos que estamos unidas a la tierra, que nuestra matriz puede albergar vida, y eso nos hace tan fuertes como vulnerables. El parto es la experiencia sexual más potente y transformadora que puede vivir una mujer; en ella se rinde, se rompe en dos, se deja morir, para renacer como madre y dar vida a un bebé.

 

- Acompaña contemplando la madurez desde otro prisma; la menopausia es casi la mitad de la vida de las mujeres. Si somos capaces de honrar nuestras necesidades internas, tenemos el potencial de sembrar con sabiduría y amor un mundo lleno de compasión y creatividad.

 

Nunca es tarde para dar el primer paso hacia nosotras mismas; de habitarnos. Nuestro templo continuamente nos habla, nos da señales para que lo atendamos. Y si no lo escuchamos, nos grita en forma de enfermedad. Es una oportunidad de parar, observar el dolor, trazar una ruta hacia nuestro interior y sanar algo más profundo que nuestro cuerpo.

 

Desde esta visión, acompaño las diversas etapas vitales que atravesamos con las siguientes herramientas:

 

- Sesiones individuales de shiatsu zen en la que acompaño a la persona de forma holística; observándola como un todo que incluye el cuerpo físico, el emocional, el psíquico y el espiritual. Soy especialista en embarazo, parto y postparto con Suzanne Yates y de menopausia con Marina di Franceschi.

 

- Clases grupales de yoga prenatal, postparto con bebés, y hormonal. Creamos un espacio seguro para expresarnos y compartir en círculo y desde ahí, observar nuestro interior.

 

- Además acompaño como doula a las familias que sienten que necesitan de una presencia amorosa en el viaje hacia la mater-paternidad consciente.